Esposas: ¿Por qué los cristianos se oponen al aborto?

Esposas: ¿Por qué los cristianos se oponen al aborto?

Cuando mi esposa Grace y yo nos conocimos en la escuela secundaria, yo estaba firmemente a favor del aborto y la ideología eugenésica de Thomas Malthus, también promulgado por Margaret Sanger, la fundadora de Planned Parenthood. Yo incorrectamente creí que las personas menos aptas deberían ser esterilizadas, no permitidas a concebir y alentadas, tal vez requeridos, a abortar. Gané muchos debates sobre este tema en la secundaria y universidad.

Grace era la hija de un pastor que creía en la Biblia y estaba contra el aborto. Yo gané muchos de nuestros argumentos desde un punto de vista retórico, pero ella tenía razón y yo estaba equivocado. Hoy somos padres de cinco hijos increíbles, y no puedo entender lo que estaba pensando. Como nuevo cristiano, la Biblia transformó por completo mi mente sobre este tema.

Detrás del aborto es el racismo que comenzó con Malthus, un nazi, que trajo la muerte a campos de concentración para reducir las poblaciones minoritarias y Sanger que trajo la muerte a las clínicas en áreas con muchas poblaciones minoritarias. Sí, las clínicas son pequeños campos de concentración. Tratando de promover el darwinismo social, Sanger estableció las primeras clínicas en los vecindarios más pobres y marginados étnicamente para reducir los “menos aptas” (1).

El teólogo Wayne House dice, «En 1933 la revista para Planned Parenthood, conocido en los días de Sanger como Birth Control Review publicó “Esterilización eugénica: Una necesidad urgente” por Ernst Rudin, el director de esterilización genética de Hitler, y fundador del Nazi Society for Racial Hygiene» (2). Además, en el mismo año, la revista «publicó un artículo por E.A. Whitney, titulado “Esterilización selectiva” que defendió los programas raciales de los nazis» (3).

Sanger vio los contraceptivos como la forma más efectiva de erradicar a las personas “mentalmente inferiores”, o que tenían capacidades mentales menos desarrollados (4). Sanger también dijo, «Los contraceptivos atraen a los radicales avanzados porque son calculados para mitigar la autoridad de la iglesia cristiana. Deseo ver la humanidad libre de la tiranía del cristianismo y el capitalismo» (5).

Hoy, los proveedores de abortos continúan con el racismo, de hecho, del millón de abortos cada año en los Estados Unidos, la mayoría son para poblaciones minoritarias.

Aquí hay un resumen de las ocho verdades bíblicas principales relacionadas con el tema del aborto.

  1. Dios es el Creador y el Autor de la vida humana [NOTA: Gn. 1–2; Dt. 32:39; Sa. 139:13–16].
  2. Dios creó a la humanidad a su imagen, lo que hace que la vida humana sea única y sagrada [NOTA: Gn. 1:27; St. 3:9].
  3. Dios quiere que los seres humanos llenen la tierra [NOTA: Gn. 1:28, 9:1].
  4. Dios confirmó que la vida comienza con la concepción y declara que un bebe no nacido es una vida sagrada [NOTA: Ex. 1:16–17, 21:22–25; Lv. 18:21; Jr. 7:31–32; Ez. 16:20–21; Mc. 6:7; Mt. 2:16–18; Hc. 7:19].
  5. Dios nos conoce desde el vientre de nuestras madres [NOTA: Jr. 1:5; Job 10:9–12, 31:15; Sa. 119:73; Ec. 11:5].
  6. Dios declara que cuando la vida humana se toma sin una causa justa (por ejemplo, pena capital, guerra justa, defensa), se comete el pecado de asesinato [NOTA: Gn. 9:5; Ex. 20:13].
  7. Dios es soberano sobre el vientre y puede abrirlo y cerrarlo como lo desee [NOTA: Gn. 20:18, 29:31, 30:22; 1 Sm. 1:5–6; Is. 66:9; Lc. 1:24–25].
  8. Los niños son una bendición de Dios para ser provistos y atendidos por los padres, así como por la familia extendida y la iglesia, incluidos aquellos que son adoptados como Jesús fue [NOTA: Gn. 1:28a; Sa. 127:3–5, 128:3–4; Mt. 18:5–6; Mc. 9:36–37, 10:16; 1 Tm. 5:8].

Yo una vez escribí para Fox News y dije, «De los diez mandamientos, el número seis es el único que tenemos como ley, “No cometas asesinato.” Desde 1973, abortos legales en los Estados Unidos han cobrado las vidas de 55 millones de personas…Ese número representa 17.5% de la población del país, es más que la población de cualquier estado, y es más que la población de 219 países, incluyendo Sudáfrica, Corea del Sur, España, Australia, Argentina y Canadá. Cincuenta y cinco millones son casi lo mismo que la población de los 25 estados más pequeños y Washington D.C. combinados» (6).

Incluí mi entrevista con Dr. John Piper sobre su conversación con un médico abortista. Piper dijo, «Antes de que podía articular mis primeros 10 argumentos, el doctor dijo, “Mira, yo sé que estoy matando a niños.” Piper fue asombrado y le pidió al doctor una explicación. “Para ser honesto, mi esposa quiere que yo lo haga porque es una cuestión de justicia para las mujeres y el menor de los dos males en su mente» (7).

Adicionalmente, la Biblia asume que un bebé no nacido es una vida humana y asigna la pena de muerte a alguien que toma una vida no nacida porque es asesinato. Éxodo 21:22-25 dice:

Supongamos que dos hombres pelean y, durante la lucha, golpean

accidentalmente a una mujer embarazada y ella da a luz antes de

término. Si ella no sufrió más heridas, el hombre que golpeó a la mujer

estará obligado a pagar la compensación que el esposo de la mujer exija y

que los jueces aprueben. Pero si hay más lesiones, el castigo debe ser acorde a la gravedad del daño: vida por vida, ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie, quemadura por quemadura, herida por herida, moretón por moretón.

Dios vino a la tierra como un bebé, y crecía hasta convertirse en un hombre que murió en la cruz para perdonar todos y cada uno de los pecados—incluyendo tomar la vida de un bebé no nacido. Para los cristianos, este debate es personal. María probablemente era una adolescente, pobre, poco educado, que vivía en un pequeño pueblo rural. Ella quedó embarazada fuera del matrimonio en un contexto cultural altamente religioso. Si hoy en día entrara en una clínica, sabemos lo que animaría a hacer. Pero María dio a luz a Dios. Jesús vino al mundo a través del vientre de una mujer que se ajusta al estereotipo de alguien que “debería” abortar. Gracias a Dios, María valientemente trajo a Jesús al mundo para que pudiera salvar al mundo de la muerte.

 

Notas:

  1. Para más información sobre la historia de Planned Parenthood, George Grant, Grand Illusions: The Legacy of Planned Parenthood [Grandes illusions: El legado de Planned Parenthood] (Nashville, TN: Cumberland, 2000).
  2. Ernst Rudin, «Eugenic Sterilization: An Urgent Need [Esterilización eugénica]», The Birth Control Review (April 1933): 102.
  3. Leon Whitney, «Selective Sterilization [Esterilización selectiva]», The Birth Control Review (April 1933): 85.
  4. H. Wayne House, «Should Christians Use Birth Control? [¿Deben las cristianas usar anticonceptivos?]» Christian Research Institute, http://www.equip.org/site/c.muI1LaMNJrE/b.2717865/k.B30F/DE194.htm.
  5. David Goldstein, Suicide Bent: Sangerizing America [El suicidio] (St. Paul: Radio Replies Press, 1945), 103.
  6. Mark Driscoll, «What do 55 million people have in common? [¿Qué tienen en común 55 millones de personas?» https:// www.foxnews.com/opinion/what-do-55-million-people-have-in-common.
  7. Ibid.