Jesús: ¿Cuáles son algunas falsas enseñanzas prominentes sobre la doctrina de la encarnación?

Jesús: ¿Cuáles son algunas falsas enseñanzas prominentes sobre la doctrina de la encarnación?

Con respecto a la plena divinidad y humanidad de Jesucristo, el teólogo J. I. Packer ha dicho:

La afirmación cristiana realmente asombrosa es que Jesús de Nazaret fue Dios hecho hombre, que la segunda persona de la Deidad se convirtió en el «segundo hombre» (1 Cor. 15:47), determinando el destino humano, la segunda cabeza representativa de la raza, y que tomó a la humanidad sin perder la deidad, para que Jesús de Nazaret fuera tan verdadera y completamente divino como humano. Aquí hay dos misterios por el precio de uno: la pluralidad de personas dentro de la unidad de Dios y la unión de la Deidad y la humanidad en la persona de Jesús. (1)

Hay dos formas generales en las que varios pensamientos se han equivocado con respecto a la humanidad y la divinidad de Jesús. El primero es negar la plena divinidad de Jesús a favor de su humanidad; el segundo es negar la plena humanidad de Jesús a favor de su divinidad.

La negación de la plena divinidad de Jesús ha sido realizada por herejes como los ebionitas, monarquianistas dinámicos, Socinianos, Servetusitas, Nestorianos, Modalistas, Monarquianistas, Sebelianistas, Unitarios, proponentes del evangelio social, teólogos de la «muerte de Dios», cristianos liberales, Arianos, testigos de Jehová, mormones, Funcionalistas, Adopcionistas, Kenóticos, Apolinarios y, más recientemente, por el popular libro y película «El código Da Vinci».

La negación de la plena humanidad de Jesús ha sido realizada por herejes como los Marcionitas, Docetistas, Gnósticos, Monarquianistas modales, Paulicianos Apolinarios, Monofisistas, Nueva Era, y Eutiquianos. Quizás las personas que más comúnmente prefieren la divinidad de Jesús sobre su humanidad en nuestra época actual son fundamentalistas cristianos protestantes. Están tan comprometidos con la preservación de la divinidad de Jesús que tienden a retratar su humanidad como esencialmente abrumada por su divinidad, de modo que en gran medida no fue tentado a pecar, si es que lo fue en absoluto.

Además, la escuela Bultmanniana (nombrada así en honor de Rudolf Bultmann) ha separado al «Cristo de la fe» del «Jesús de la historia». Posteriormente, Jesús se parece más a un dios griego antiguo. Algunos cristianos evangélicos cometen un error similar al eliminar la vida y las enseñanzas de Jesús de la historia del mundo y relegarlo al ámbito subjetivo de la experiencia religiosa, de modo que Jesús se convierte en poco más que un objeto figurativo de devoción y experiencia, solo en nuestro corazón.

Por último, se cree falsamente que el concepto cristiano de encarnación se sostiene comúnmente sobre muchas ideologías, si es que siquiera toma prestado de ellas. El místico humanista Aldous Huxley afirmó que «la doctrina de que Dios puede encarnarse en forma humana se encuentra en la mayoría de las principales exposiciones históricas de la Filosofía Perenne». (2) En respuesta, Geoffrey Parrinder ha demostrado que la afirmación de Huxley es muy exagerada. (3) No obstante, es cierto que existe una larga historia de creencias religiosas que afirman que un dios o una diosa vino a la tierra en forma física. En el sentido más amplio, se consideran enseñanzas de la encarnación, aunque ninguna es igual a la encarnación cristiana. (4)

En muchas religiones idólatras, se dice que una deidad está presente o se manifiesta físicamente como un objeto, que luego finalmente llega a ser adorado como deidad misma. Algunas religiones idólatras (por ejemplo, sijismo, bahá’í, hinduismo) se refieren a las encarnaciones como avatares, que literalmente significa «descenso». El apologista cristiano Timothy C. Tennent señala tres formas en las que tales avatares son diferentes a lo que creen los cristianos sobre la encarnación de Jesucristo (5). (1) Los Avatares se repiten sin cesar a lo largo de cada ciclo de la historia, mientras que la encarnación es un acto único y singular en la historia. Jesús no regresará para otro ciclo de vida encarnado ni será reemplazado por otra persona que albergue Su espíritu. (2) Un avatar surge debido al karma acumulado y, por lo tanto, no es un acto libre de Dios, como la determinación del Padre de enviar a Jesús a la historia antes de que comenzara el tiempo. (3) Un avatar es una mezcla y combinación de lo divino y lo humano, mientras que Jesús no es una combinación de un dios y un hombre, sino que Dios haciéndose hombre.

Por lo tanto, debido a que Jesús es el único Dios y su encarnación por sí sola es completamente única, es un error muy grave querer retratar en cualquier manera su vida terrenal como una parecida a los avatares y otras similares que postulan otras religiones.

En otro libro que yo (Mark) escribí llamado Christians Might be Crazy (Los Cristianos Podrían Estar Locos), descubrimos numerosas visiones falsas de Jesús a través de más de 900,000 llamadas telefónicas y grupos de enfoque en tres ciudades de Estados Unidos. (6) Muchos participantes sentían curiosidad o estaban muy comprometidos con las teorías alternativas sobre Jesús. Una mujer dijo que Jesús estudió con místicos de la India durante unos 30 años. Otro lo llamó obrador de luz. Muchos tipos pensaban que Él era un mago como David Copperfield o Criss Angel. Un tipo afirmó que Jesús no era un zombi sino un lich. Algunas personas incluso llamaron a Jesús un extraterrestre, al estilo de la serie de History Channel llamada «Alienígenas Ancestrales» (Ancient Aliens). Como dijo Tony, «Esa es mi serie favorita. Lo que me encanta de ese programa es que lo basan en hechos reales. Tienen pruebas que me dejan boquiabierto cuando se trata de religión».

¿Es posible que Jesús fuera un místico, un obrador de luz, un mago, un lich, o un extraterrestre? Quizás, pero ¿es probable? ¿Es la evidencia de esos perfiles más completa que el antiguo testimonio de testigos oculares de las Escrituras? ¿Los shows especiales de bajo presupuesto en History Channel o Discovery Channel resistirían el mismo escrutinio que el Nuevo Testamento ha enfrentado durante 2,000 años?

Es simplemente falso que en algún momento, mucho después de Jesús, los cristianos seleccionaron entre ideas competidoras para crear una historia que consolidaría su propio poder. Los líderes de la iglesia se reunieron en concilios que incluían a Laodicea (363 d.C.), Hipona (393 d.C.) y Cartago (397 d.C.). Pero simplemente reconocieron los escritos ya conocidos y en los que los cristianos de todo el mundo confiaban como Escrituras inspiradas durante cientos de años, en el caso del Nuevo Testamento, y miles de años, en el caso del Antiguo Testamento. El hecho de que estos concilios se reunieran casi cuatro siglos después de Jesús atestigua el amplio consenso que existió hasta que surgieron herejes en esa época.

 

 

Notas:

  1. Aldous Huxley, The Perennial Philosophy: An Interpretation of the Great Mystics, East and West [La Filosofía Perenne: Una Interpretación De Los Grandes Místicos, Oriente Y Occidente] (New York: HarperCollins, 2004), 49.
  2. Geoffrey Parrinder, Avatar and Incarnation: The Divine in Human Form in the World’s Religions [Avatar y Encarnación: Lo Divino en Forma Humana en las Religiones del Mundo] (Oxford: Oneworld, 1997), 13.
  3. Vea Winfried Corduan, «Jesus: The Avatar I Never Knew» [Jesús: El Avatar Que Nunca Conocí] Christian Apologetics Journal 4 [Diario De Apologética Cristiana 4], no. 2 (2005): 29–44.
  4. Vea Timothy C. Tennent, Christianity at the Religious Roundtable [El Cristianismo En La Mesa Redonda Religiosa] (Grand Rapids, MI: Baker, 2002), 59–60.
  5. https://realfaith.com/sermon-series/christians-might-be-crazy/ – Disponible en inglés.
  6. Jonathan Edwards, History of Redemption [Historia De La Redención] (Oxford: Oxford University Press, 1793), 312.